Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 27 de mayo de 2017
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
LA INSOLITA  HISTORIA DE NONO PINO
Nono Pino
Buenos Aires - Argentina
Foto PARIS 1947 Rue Foubourg du Temple

Jubilado estandar con ansias de progreso.Frustado alpinista debido a problemas de equlibrio producidos por la enfermedad de Ménière y potenciado por falta de equilibrio económico y emocional. Esta historía se desarrolla en mi país (ARGENTINA) donde todo es posible, usted ya lo sabe.
Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Agosto 2009
Capítulo 5- La verdad de lo ocurrido con el Nono PINO.
Capítulo 4- Informe médico
Capítulo 3 – Algo malo ha sucedido
SEGUNDA ENTREGA
Capítulo 2-Una lucha desigual
Capitulo 1- El Mensaje
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

10/08/09 | 13:50: MARILEN ZWEIFEL dice:
SIGO ESPERANDO Y LEYENDO.ME ATRAPASTE... MARILEN-SAHUMERIO DE VAINILLA-
09/08/09 | 15:58: Albin (blog deambulador nocturno) dice:
capítulo 2 ya!, es indispensable saber el contenido del sobre. Nací el tres de Enero y ahora no sé si salir de casa, o no mirarme al espejo. Apure Nono
Vínculos
MomentAños
La Caja con Memoria
Miradas escritas al acrílico Miradas escritas al acrílico


Suele confundirse profundo con complicado cuando en realidad es exactamente lo contrario lo simpl... Ampliar

Comprar$ 30.00

Escuchá Radio De Tango

LA INSOLITA HISTORIA DE NONO PINO


Entrega periódica - Estas son historias de mis encuentros con el Dr. No. Situaciones reales en un mundo de ficción.--
Si te interesa divulga mi situación.



Contador web


literatura

contador gratis




Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

Capítulo 5- La verdad de lo ocurrido con el Nono PINO.



Artículo publicado en el periódico barrial Noti-Palermo

Autor  Juan Leiva estudiante de periodismo

COMO NACE Y FENECE UNA NOTICIA

 

Todo hubiera quedado en el anonimato que cabe a las historias simples, como lo era la internación de Haroldo José Ignore, Alias el  Nono  Pino,   si  no  fuera   por   la  multiplicidad   de  medios tecnológicos  con que contamos,  el común de los habitantes  de esta aldea global cibernética.

Resulta  ser  que un transeúnte  ocasional  o vecino  de la zona, filmó con su Nokia AKW203 la intervención policial y el posterior traslado hospitalario del jubilado.

Buscando satisfacer   su  ego,   subió   las  imágenes   al  blog televisivo: Reportero  de Buenos Aires  sólo por un día.

Sucedió que en aquella   jornada, la ciudad estaba   huérfana de sus catástrofes cotidianas,   y  a  falta   de   ellas   la  redacción   del Noticiero seleccionó las anodinas escenas del aficionado, adosándole   un  texto  truculento  a  fin  de  dar  voltaje  a  una información  que  según  la  Gerencia,  sólo  era  útil  para  cubrir minutos  en  caso  de  producirse  un  imprevisto  bache  en   la transmisión   de  la  Gira  Presidencial  que  por  primera  vez  se trasmitía en directo desde la Antártida.

Una tormenta imprevista para aquella época del año se abatió sobre la Base Marambio, cortando todo tipo de enlace y el acontecer  indeseado se produjo.

Sin opciones  a mano, las imágenes de Haroldo  salieron al aire adobadas con  interrogantes malsanos.   En contadas horas, el  segmento  de  la  emisión  fue  tomado  por  otros  canales convirtiéndose  en  el  suceso  informativo  del  mediodía,  y  así superó ampliamente las intrigas del  Perro Fantasma que asolaba desde hacia meses Villa Insuperable.

Por la tarde, el chismorreo barrial sobre la desnudez en que fuera hallado el   sexagenario,   dieron paño para maquinar  probables connotaciones  de  homosexualidad  y  sexo  violento,  suposición que fue afirmándose y llegó en  espontánea  gratuidad  hasta  los noteros acampados frente a la Clínica.

A partir de de aquella conjunción de convencimientos morbosos, la cosa no se detuvo y en aras de la veracidad y el promedio de Ibope,  todo  comenzó  a  desmadrarse   sin  el  mínimo  recato. Al  anochecer,  el  número  de  fisgones y  periodistas  apiñados frente de la Clínica iba en aumento.

Pasadas las 21, tuvo que intervenir  Gendarmería  y en  la medianoche  fuentes fidedignas aseguraban que el supuesto depravado, podría estar involucrado en la distribución de drogas.  En  la  mañana  siguiente, las  informaciones vinculaban  al geronte   con posible  coimas en el  Pami. En rojas letras catástrofe, Crónica  reiteraba  JUBILADO SODOMITA,  las presunciones del delito sexual pueden  quedar    corroboradas en el momento en que   el Fiscal cuente    con  la prueba  del horror, que   el septuagenario aún retiene en su puño.

Aún  no  amanecido  el  cuarto  día  del  creciente  escándalo,    la providencia le hizo un guiño al Sr. Haroldo  y comenzó a cobijarlo en  sus  arcanos.  Fue en  el  preciso  instante  en que  el  ex campeón  peso welter, Nico “Cobayo”  Puzzoto,  más reconocido por sus juergas que por su  trayectoria deportiva, enroscaba  su Kawasaki en torno a una columna de alumbrado, junto con ella su humanidad y la de una blonda cuartetera  que viajaba aferrada a su actual adiposa cintura.

Al instante, el   folletín del pervertido, dealer y o sobornador, comenzó  a perder minutos   y centímetros en    el vertiginoso universo de las primicias y fue así como Haroldo José Ignore (Alias el Nono), inconsciente aún  de  lo acontecido, retornó a ser   el   personaje   anónimo   en   el   cual   sostenía   su   mejor desempeño.

 

 

 


Calificación:  Votar Aún no han votado este texto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2017- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS